Llegó el weekend y la escasa farándula de Puerto Rico lo sabe.

Cada fin de semana el Instagram de Puerto Rico se convierte en la pasarela de las famositas boricuas, quienes nos deleitan con sus “ardientes” fotos tomadas en los envidiables rincones de la isla. Desde el jueves, estas adictas a los likes planifican su estrategia digital para consolidarse como “las reinas de las redes sociales” y “las rompe Internet”. Como en este país cualquier charrería se pega, son muchas las chicas que quieren imitar este tipo de comportamiento para ganar muchos corazoncitos que le llenen su frágil ego.

¿Pero qué puedes hacer si eres una ‘playuca’ que nunca cogió una clase de modelaje ni en la Academia Fontecha? Tranquila, tus amiguitos de El Calce te vamos a dar los pasos para que te conviertas en esa modelo de Instagram que siempre has soñado ser.

20374312_10155026432348768_5470624569189892353_n

5. Una foto en el bote con ‘caption’ motivacional

Amiga, sabemos que estás acostumbrada solamente a ir a balnearios donde hay mucha gente comiendo hot dogs con pan mongo o hay nenes corriendo con los pampers mojaos, pero si quieres ser famosita debes hacer amistad con alguien que tenga bote para que subas al próximo nivel. Tampoco olvides que debes estar maquillada al momento de tirarte la foto, y no puedes comerte ni tres Doritos porque tus dedos anaranjados te chotearían. Al momento de escribir el ‘caption’, debes usar algo clichoso como “en el mar la vida es más sabrosa” (aunque hayas vomitado porque el meneo del mar te da náuseas) o debes poner algo bien profundo que demuestre que no estabas bebiendo ron en el bote ni bailando “Te boté”, sino meditando sobre la vida y cavilando sobre el existencialismo en el medio del mar.

4. No necesitas dinero para lucir mucha ropa… para eso está “el intercambio”

¿Eres una chica que tiene un full time, pero a duras penas te da para sobrevivir y solo tienes un traje de baño “betiao” y esbembao? Tranquila, porque las famosas de Puerto Rico tampoco tienen chavos. A medida que vayas ganando likes por tus poses infartantes, tu fama aumentará; cuando esa fama sea sólida, podrás tener tu ansiado intercambio, en el que te prestan ropa solo porque menciones la marca en tus post. No, las famosas locales no tienen tanta ropa como tú imaginas, y si solo por su sueldo fuera, también comprarían en Wish como tú. Otro día hablaremos de las taquillas de cortesía que le dan para los conciertos en el Choli.

Screenshot 2018-07-19 at 1.17.20 PM

3. Busca una ventana y obsérvala como si de eso dependiera tu vida

Si la playa te pone a sudar como puerca, el agua te pone el pelo como coco y la arena se mete por el fundillo, tienes la opción de utilizar una ventana para dar tu mejor pose. Lo maravilloso de las ventanas es que deja a la imaginación de la persona que te va a ofrendar con likes cómo es el paisaje que la modelo de Instagram está observando. Quizás la chica está viendo dos perros haciendo el amor frente a los zafacones del barrio, pero el gatillero de corazones detrás del celular puede imaginar que la fémina está mirando la falda de la Cordillera Central a la misma vez que le agradece a Dios por los cirujanos plásticos.

2. ¿No sabes cuál pose dar? Mira directamente al Sol o a tu calzado

Las famositas de Puertorro conocen a la perfección cuál es la pose correcta debido a su entrenamiento frente a las cámaras. De hecho, ya tienen mangao cuál es su mejor ángulo, pues no olvidemos que son chicas comunes con complejos, batallas y desilusiones. Siempre ten tus gafas de Sol (aun en días lluviosos) pues pueden esconder tus imperfecciones, y si no sabes a dónde mirar, puedes ver directamente al Sol a la misma vez que sonríes como si la radiación electromagnética de esta estrella te hiciera bien feliz. Otra opción es mirar al suelo con actitud, como buscando la dignidad que hace tiempo perdiste.

image2 (1)

1. Fíjate en lo que hacen tus “frenemigas”

“Te ves bella” o “¡qué perra!” son algunos de los comentarios que vemos en las fotos por parte de las chicas de la farándula… las mismas chicas que a las dos semanas las ves tirándose puyas e indirectas. Para convertirte en una de ellas, solo tienes que fijarte en todo lo que hacen tus frenemigas, estudiar sus poses, mejorar sus poses y averiguar quién fue el doctor que las operó. Si necesitas aumentar tus senos o nalgas, móntate en un avión para Colombia y dile al cirujano que quieres que te pongan más senos que tu frenemiga (no importa si el cuerpo se ve desproporcionado, lo importante es que tengas más que las demás), y luego di que todo lo que tienes es producto del ejercicio y la sana alimentación. No olvides comentar en las fotos de las otras chicas y deja que tu hipocresía se sienta.

¿Es difícil hacer esto una y otra vez, verdad? Mejor sigue comiendo arroz con pollo en el balneario, deja esas carnes ser libres, date la cerveza relax y confórmate con los likes de tus tías. Esta vida fake da mucho estrés.