Chentito está tratando de caer en ritmo con sus Vlogs… Ya ayudó a la gente de la montaña, recaudó donativos y ahora hay que volver al mambo. Pero bendito, cada día los retos se le multiplican. Si no es la luz, es la soledad. Y si no es la soledad, es el liqueo del baño.

Goza con la crisis de Chente