Chente Ydrach es un pan de Dios. Ya lo lleva demostrando varios días con sus super viajes humanitarios a lo largo y ancho de Borinquen.

Y este fin de semana el legendario super Chente llegó al pueblo de Añasco para llevar suministros y comida caliente.

Chequea el video