Seis boricuas fueron convocados al Juego de Estrellas de las Grandes Ligas luego de una primera mitad de ensueño. Y ya los nuestros se encuentran en Washington D.C. para plantar bandera e intentar relevar la generación que, en 1997, llevó a ocho peloteros del patio a decir presente en el Clásico de Verano de las Mayores.

A continuación, aprovechamos para presentar un resumen de lo que representó la primera mitad del torneo para cada uno de los boricuas.

Javier “El Mago” Báez

595879
El defensor de la segunda almohadilla por la Liga Nacional en el Juego de Estrellas y sensación de los Cachorros de Chicago, Javier Báez, ha dejado claro que su potencial en el diamante trasciende los numeritos.

“El Mago” se ha establecido como una joya defensiva en las Mayores y su juego agresivo lo ha llevado a incrementar sobremanera su producción para los de la Ciudad de los Vientos. Durante la primera mitad de la temporada, el natural de Bayamón registró promedio de bateo de .292 y sacudió 19 bombazos. Además, cerró con 100 indiscutibles y remolcó 72 carreras en un total de 343 turnos oficiales. Vale destacar que Báez es el líder en impulsadas en la Nacional. Además, es el séptimo en el departamento de jonrones, el quinto en anotadas (61), el sexto en bases robadas (18) y el cuarto en slugging (.566). Báez, quien fue convocado para la competencia de jonrones, participará de su primer Juego de Estrellas.

Francisco “Paquito” Lindor

596019

“Paquito” Lindor suma su tercer Juego de Estrellas consecutivo en su cuarta campaña en las Grandes Ligas. El campo corto de los Indios de Cleveland cerró la primera mitad siendo una de las bujías ofensivas más importantes de la Liga Americana.

Lindor acumuló promedio de .291 y disparó 25 cañonazos. Además, conectó 113 imparables, anotó en 85 ocasiones y remolcó 61. El guante de oro en la temporada de 2016 ha seguido reafirmando su potencial en el terreno de juego. Lindor, de 24 años, es el líder de la Americana en el departamento de anotadas (85) y en el departamento de vuelacercas está en el tercer lugar.

Edwin “Sugar” Díaz

621242

EL melao de Edwin Díaz ha estado bien caliente a lo largo de la primera mitad y todo parece indicar que los niveles de calor en su masacote monticular continuarán por las nubes. El orgullo del barrio Daguao de Naguabo terminó la primera parte de la temporada siendo el líder de todas las Grandes Ligas en el departamento de rescates.

“Sugar” ha estado dulce en la que representa su tercera campaña y no ha sido para menos. El taponero de los Marineros de Seattle tiene efectividad de 2.25 y 79 ponches en 48 entradas lanzadas. Asimismo, registra un WHIP de 0.79. Este será el primer Juego de Estrellas para Díaz.

José Orlando Berríos 

621244

Uno que también está pasando por un gran momento es José Orlando Berríos. El iniciador de los Mellizos de Minnesota terminó la primera mitad con marca de 9-7, efectividad de 3.68 y ha ponchado a 127 bateadores en 127.1 capítulos desde la lomita de los suspiros. Berríos se ha encargo de abrir 20 partidos en lo que va de año. Vale destacar que el nuestro es el líder de la Liga Americana en juegos completos (2), el décimo con más ponches y el séptimo en el departamento de WHIP (1.01). Este será el primer Juego de Estrellas para Berríos.

Joe Jiménez 

641729

El año pasado Joe Jiménez se tuvo que tomar un café amargo cuando debutó en las Mayores y terminó registrando efectividad de 12.32 en 19 entradas. Pero el 2018 ha sido borrón y cuenta nueva para el relevista de los Tigres de Detroit, quien a la fecha mantiene marca de 4-1 y efectividad de 2.72, en 46 llamados a la loma. Jiménez, quien también dirá presente en su primer Juego de Estrellas, también ha rescatado tres encuentros.

Yadier Molina 

425877

El veterano receptor boricua, Yadier Molina, fue llamado a su noveno Juego de Estrellas. El capitán de la selección nacional se ha ido para la calle en 13 ocasiones y con el madero registra promedio  de .273. Molina, ocho veces ganador del guante de oro y cuatro veces guante de platino, tuvo un arranque excelente, pero a consecuencia de una lesión en la ingle no vio acción de la primera semana de mayo a la primera de junio. No obstante, eso no impidió que “El Marciano” dijera presente en Washington D.C.

¿Correa y Rosario?

Si bien Puerto Rico tendrá seis peloteros en el Juego de Estrellas cabe destacar que Carlos Correa y Eddie Rosario se quedaron fuera de la velada. El primero no las ha tenido todas consigo en el 2018. El de Santa Isabel promedia .268 con el bate y ha desaparecido 13 pelotas. Asimismo, tiene 72 incogibles y ha empujado 49.

Por otra parte, si hay alguien que merecía estar en el Juego de Estrellas, ese era Eddie Rosario. El jardinero izquierdo de los Mellizos de Minnesota registra el octavo mejor promedio de bateo de la Liga Americana (.311) y, además, tiene el décimo mejor slugging (.537). El de Guayama cerró la primera mitad con 19 bambinazos y 117 hits, la mayor cantidad de imparables para un hijo de Borinquen antes del Clásico de Verano de la Gran Carpa.

El Juego de Estrellas usted lo podrá ver a partir de las 8:00 de la noche a través de ESPN y WAPA 2.