Manny Siaca, padre, fue algo así como el Freddie Roach o el Nacho Beristein boricua. O sea, el mayor de los Siaca fue una leyenda en el arte de hacer campeones en el complicado mundo del boxeo rentado y ayer se despidió del mundo terrenal, víctima de un paro cardíaco a sus 74 años.

Edwin “El Chapo” Rosario, Esteban De Jesús, Samuel Serrano, Wilfredo Vázquez y Eddie Mustafa Muhammad, fueron solo algunos de los nombres en su historial como preparador, donde también aparece su hijo, quien se coronó como campeón supermediano AMB para el 2004.

Por eso, cuando se habla de Siaca, se habla de un legado inmenso. Y, por supuesto, su repentina muerte pesa, porque produce un vacío deportivo muy difícil de llenar.

“Fue uno de los grandes. Un hombre que le dio mucho al boxeo puertorriqueño y que trabajó con un sinnúmero de boxeadores que dominaron y que fueron campeones. Su partida es triste, porque fue alguien que aportó mucho. Esos años con Edwin ‘El Chapo’ Rosario fueron bien buenos e inolvidables”, le dijo a El Calce don Félix Trinidad, quien aprovechó para revivir algunas memorias.

“Yo a ‘El Chapo’ no lo conocía y en 1997 Tito peleaba en Nueva York. Rosario peleaba en esa misma cartelera y, como llevaba un tiempo separado de Siaca, me pidió que lo mascoteara. Y no se me olvida que cuando comenzamos, me decía: ‘súbeme esas manos, porque ahí arriba era que me las ponía Siaca’. Eso no se me olvida, porque ahí me di cuenta que había un estilo especial”, añadió Trinidad, quien —al igual que Siaca— tuvo el privilegio de guiar a su hijo a la cima del boxeo.

Por su parte, el excampeón mundial y actual entrenador, Iván Calderon, destacó la importancia de la contribución de Siaca al boxeo puertorriqueño.

“Como boxeador que fui y como entrenador que soy, te tengo que decir que lo que hizo Siaca va más allá del boxeo. El trabajo verdadero es con todos esos muchachos que se desarrollaron en su gimnasio y lo que representó para esa juventud. No solo fue grande en el boxeo, sino que tuvo un impacto en la comunidad, que es donde al final del día las cosas valen. Y eso es un legado importantísimo que se debe reconocer siempre”, sostuvo el “Iron Boy” Calderón, quien tiene a su cargo la preparación del prospecto Jeyvier Cintrón (8-0, 4KOs).

Igualmente, el expresidente de la Federación de Boxeo de Puerto Rico, José Luis Vellón, puntualizó que Siaca debe ser recordado como un hacedor de campeones mundiales y promotor del boxeo aficionado.

“Manny fue un hombre que ayudó a la juventud haciendo su propio gimnasio, construido por él y donde no solo desarrolló buenos atletas, sino también buenos seres humanos. Fue el entrenador más exitoso que ha tenido Puerto Rico. Fue fuerte y sólido en sus medios para llevar al éxito a sus boxeadores y siempre defendió el trabajo en la federación. De eso no se habla mucho. Manny hizo grandes cosas en el profesionalismo, pero también hizo a nivel aficionado. Se nos fue un hombre grande”, sentenció Vellón.

Siaca, natural de Toa Baja, estará expuesto en la funeraria Levittown Memorial. Según se informó, su sepelio será el viernes, en el Cementerio Nacional.