Una pieza legislativa para que el municipio de Carolina entregue cinco cuerdas de terreno de su balneario al hotel Marriott quedó en el tintero hoy en la Cámara de Representantes.

La Resolución Conjunta 94, que se presentó ante el pleno por la Comisión de Gobierno que preside Jorge Navarro Suárez, no tenía los votos para ser aprobada, así que la delegación de la mayoría del Partido Nuevo Progresista decidió retirarla del calendario de la sesión de hoy.

georgie-e1466442117990

De avalarse el proyecto y la alcaldía de Carolina no cumple, la Compañía de Parques Nacionales, antes titular de los terrenos que fueron concedidos al ayuntamiento en el 2002, podría ir a los Tribunales del país para reclamar su devolución.

Para Pedro Saadé, abogado de temas ambientales, “esto es una medida legislativa por encargo, de las más burdas y crudas que uno puede pensar. Esto le entrega en bandeja de plata al desarrollador, que son los dueños del Marriott, privatizar las cinco cuerdas”.

Agregó que el representante Navarro Suárez, al igual que su homólogo en el Senado, Miguel Romero, emitieron un informe positivo sobre la resolución sin pasar por vistas públicas.

Durante el debate, dos féminas del colectivo Amigos del M.A.R, grupo que lucha por mantener los terrenos en manos públicas, gritaron desde las gradas: “¡Las playas son del pueblo!”. Ante esto, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, ordenó a los ujieres sacarlas del lugar, al igual que al licenciado Saadé.

La playa en cuestión ha sido convertido en un bosque natural, tras ser rescatadas por activistas a favor de la ecología quienes establecieron allí un campamento hace unos años y desarrollaron la naturaleza del área a su máximo esplendor.