Juan Salgado ha tatuado a Kany García, a Miguel Cotto y hasta a Ozuna. Ahora este caballete de la tinta está coqueteando con ganar el reality show Ink Master, donde se mide con otros buenos artistas de la industria.

Según él, esto no es un asunto de tatuajes. No. Esto se trata de piezas de arte en la piel. Y es que para Salgado su trabajo trasciende el imaginario del tatuaje, porque no se considera un tatuador convencional. Por eso, de acuerdo con el boricua, esta es una de sus mejores etapas en la vida.

d823b085-a747-4d90-828d-c2abc686ce3e

“A mí siempre me había interesado el show de Ink Master, pero no había querido participar. Para mí es un poco complicado, porque soy una persona que ya tiene una reputación en esta industria y es un riesgo bien grande meterme a una competencia que la va a ver todo el mundo. No quiero decir que este es mi peak, porque quiero seguir subiendo. Pero me siento super bien, mi carrera va super bien y me siento super en paz con mi arte”, le dijo a Metro el tatuador que cuenta con sobre 15 años de experiencia.

Sin embargo, para Salgado este no es su mejor momento, porque –según él mismo afirma– está decidido a seguir creciendo como persona y como artista. En esa línea, el hecho de que sigue con vida en el reality show Ink Master lo anima a seguir desarrollando una mentalidad ambiciosa dentro del mundo de la tinta.

“Me están buscando desde la temporada cinco o seis, y no es hasta el season diez que yo les digo que sí. ¿Qué me llevó a tomar esa decisión? Pues obviamente el paso de los huracanes Irma y María, porque no tan solo se destruyó la isla, sino que se destruyó el ánimo de las personas. Por eso pensé que era una buena opción tratar de participar en la competencia y representar a Puerto Rico, para intentar traer un poquito de gloria, subirle los ánimos a las personas y así puedan reconstruir más rápido”, añadió.

VIDEO

Según el nuestro, más allá de la experiencia, de la popularidad, del negocio y la evolución de su estilo artístico, como resultado de su participación en el proyecto, de lo que se trata todo esto es de Puerto Rico.

“Estoy haciendo esto cien por ciento por Puerto Rico. Yo soy bien patriótico. Me encanta vivir aquí. Vivo aquí porque me gusta vivir en Puerto Rico. Por eso estoy haciendo esto, por los boricuas, tanto por los de aquí como por los de la diáspora. De verdad que estoy trabajando fuerte, porque me encantaría poder traer ese trofeo para la isla”, manifestó.

Sobre la ganancia que se lleva con Ink Master Salgado no lo piensa dos veces para puntualizar que la competencia está basada en fundamentos y que, en ese sentido, se trata de fortalecer lo que en esencia representa su proyecto de vida. 

“Pude repasar cómo pintar más sólido, cómo tirar líneas más sólidas y me ha ayudado a nivel personal también, porque me he conocido más, me estoy conociendo mejor y creo hoy me conozco mejor que nunca. Así que ha sido totalmente beneficioso para mí, personalmente, profesionalmente y artísticamente”, indicó, no sin antes subrayar que de cara al futuro solo tiene un objetivo en frente: continuar adelante en la vida.

“Siempre todo el mundo me pregunta cómo me veo en diez años… Yo estoy trabajando bien fuerte para en diez años poder seguir haciendo lo que estoy haciendo ahora. A mí me encanta mi vida, me encanta tatuar todos los días. Ya no es mi trabajo, esto se convirtió en mi estalo de vida. Así que yo quisiera seguir por ahí pa’ abajo, tener 80 años y seguir tatuando”, sentenció.

Ink Master se transmite todos los martes a las diez de la noche por la cadena Paramount Network. Hoy circulará el décimo capítulo del espectáculo televisivo y usted podrá ver a Juan Salgado en su misión de traerle alegría a Puerto Rico.