El exguardaespaldas de Taylor Swift testificó el viernes que vio a un locutor meter su mano bajo la falda de la cantante momentos antes de que un fotógrafo los retratara durante un encuentro con fans donde la cantante afirma que el locutor la manoseó.

El guardia Greg Dent, quien ya no trabaja para Swift, dijo que estaba parado a unos pasos de distancia pero no intervino porque suele trabajar de acuerdo a las indicaciones que le da la cantante, quien no le dio señales durante el encuentro previo al concierto en un estadio en Denver en 2013.

Cajas con donas proporcionadas por una estación de radio sobre una barda para las personas que esperan entrar al juicio civil de la cantante pop Taylor Swift, el viernes 11 de agosto de 2017 en Denver. Un ex guardaespaldas de Taylor Swift dijo el viernes que vio a un locutor meter su mano debajo la falda de la cantante. El incidente habría ocurrido un momento antes de que les tomaran una fotografía previo a un concierto de 2013 en Denver. El locutor David Mueller niega haber tocado a Swift y la ha demandado por 3 millones de dólares diciendo que arruinó su carrera. Swift lo contrademandó afirmando que sufrió una agresión sexual. (Foto AP/David Zalubowski)
Cajas con donas proporcionadas por una estación de radio sobre una barda para las personas que esperan entrar al juicio civil de la cantante pop Taylor Swift, el viernes 11 de agosto de 2017 en Denver. Un ex guardaespaldas de Taylor Swift dijo el viernes que vio a un locutor meter su mano debajo la falda de la cantante. El incidente habría ocurrido un momento antes de que les tomaran una fotografía previo a un concierto de 2013 en Denver. El locutor David Mueller niega haber tocado a Swift y la ha demandado por 3 millones de dólares diciendo que arruinó su carrera. Swift lo contrademandó afirmando que sufrió una agresión sexual. (Foto AP/David Zalubowski)

Sentada en la mesa de su equipo legal, en una corte federal, Swift soltó una risita cuando Dent declaró que, después de que les tomaron la foto, sospechó que el locutor David Mueller de KYGO-FM estaría en el bar del recinto, y de hecho otro guardia lo encontró ahí.

Dent testificó en el cuarto día de testimonios de un juicio civil con demandas enfrentadas entre Swift y Mueller, quien niega haber toqueteado a la cantante y pide hasta 3 millones de dólares como indemnización por haber arruinado esta acusación su carrera.

giphy-17

Swift lo contrademandó por un dólar y para tener la oportunidad de alzar su voz en nombre de otras mujeres que pasan por situaciones similares.

El jueves Swift pasó una hora en el estrado relatando lo que calificó como un encuentro “despreciable, aterrador y traumático”.

“Él seguía pegado a mi nalga mientras yo trataba de sacudirme para alejarme de él”, testificó la cantante. “Fue un agarrón definitivamente. Un agarrón muy largo”.

Trabajadores de un edificio de oficinas colocan un letrero con la palabra “Fearless” (valiente) en referencia a uno de los títulos de uno de los álbumes de Taylor Swift antes del comienzo de su juicio civil el viernes 11 de agosto de 2017, en Denver. Un ex guardaespaldas de Taylor Swift dijo el viernes que vio a un locutor meter su mano debajo la falda de la cantante. El incidente habría ocurrido un momento antes de que les tomaran una fotografía previo a un concierto de 2013 en Denver. El locutor David Mueller niega haber tocado a Swift y la ha demandado por 3 millones de dólares diciendo que arruinó su carrera. Swift lo contrademandó afirmando que sufrió una agresión sexual. (Foto AP/David Zalubowski)
Trabajadores de un edificio de oficinas colocan un letrero con la palabra “Fearless” (valiente) en referencia a uno de los títulos de uno de los álbumes de Taylor Swift antes del comienzo de su juicio civil el viernes 11 de agosto de 2017, en Denver. Un ex guardaespaldas de Taylor Swift dijo el viernes que vio a un locutor meter su mano debajo la falda de la cantante. El incidente habría ocurrido un momento antes de que les tomaran una fotografía previo a un concierto de 2013 en Denver. El locutor David Mueller niega haber tocado a Swift y la ha demandado por 3 millones de dólares diciendo que arruinó su carrera. Swift lo contrademandó afirmando que sufrió una agresión sexual. (Foto AP/David Zalubowski)

El tenso intercambio de Swift con el abogado de Mueller provocó algunas risitas, incluso entre los miembros el jurado, compuesto por seis mujeres y dos hombres. La cantante también hizo a algunos reír al decir que Dent vio a Mueller “levantar mi falda” pero alguien tendría que haber estado debajo de ella para ver el manoseo real “y no teníamos a nadie en esa posición”.

Swift dijo que después de que tomaron la foto trató de mantenerse lo más lejos posible de Mueller. Señaló que le dijo al locutor y a su novia, quien también sale en la foto, “gracias por venir” monótonamente antes de que se fueran.

FILE - In this Feb. 28, 2016 file photo, singer Taylor Swift attends the Vanity Fair Fair Oscar Party in Beverly Hills, Calif. The trial of a lawsuit between Swift and David Mueller, a former radio host she accuses of groping her, begins Monday, Aug. 7, 2017, in U.S. District Court in Denver. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP, File)
FILE – In this Feb. 28, 2016 file photo, singer Taylor Swift attends the Vanity Fair Fair Oscar Party in Beverly Hills, Calif. The trial of a lawsuit between Swift and David Mueller, a former radio host she accuses of groping her, begins Monday, Aug. 7, 2017, in U.S. District Court in Denver. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP, File)

También dijo que quedó estupefacta y no dijo nada a Mueller ni detuvo el evento después de que él se fue porque no quería desilusionar a decenas de personas que estaban formadas esperando a tomarse fotos con ella.

En la imagen que se mostró a los miembros del jurado en las primeras declaraciones, pero que no ha sido divulgada públicamente, la mano de Mueller está detrás de Swift, justo debajo de su cintura y ambos se ven sonriendo.

La fotógrafa de Swift, Stephanie Simbeck, testificó el jueves que sabía que algo estaba mal cuando tomó la foto y señaló que Swift le contó después lo que ocurrió, miró la foto y señaló a Mueller como la persona responsable.

In this courtroom sketch, pop singer Taylor Swift, front left, confers with her attorney as David Mueller, back left, and the judge look on during a civil trial in federal court Tuesday, Aug. 8, 2017, in Denver. Mueller, a former radio disc jockey accused of groping Swift before a concert testified Tuesday that he may have touched the pop superstar's ribs with a closed hand as he tried to jump into a photo with her but insisted he did not touch her backside as she claims. (Jeff Kandyba via AP)
(Jeff Kandyba via AP)

El juicio podría durar hasta el próximo jueves, pero el viernes parecía avanzar rápidamente hacia sus argumentos finales.

La última testigo convocada por el abogado de Mueller, Gabriel McFarland, fue la exnovia de Mueller, Shannon Melcher.

Melcher dijo que conoció a Swift junto con Mueller en esa sesión de fotos. Dijo que no vio que pasara nada en el breve encuentro y que ella y Mueller fueron confrontados de manera descortés y retirados del estadio esa noche.

Melchor testificó que Mueller quedó devastado por la acusación.

Dijo que ella y Mueller eran en un principio compañeros de trabajo en KYGO-FM y que comenzaron a salir en febrero de 2013. Se separaron a finales de 2013, aunque dijo que continuaron siendo amigos.