Puerto Rico está gozando con la noticia de que este año seis peloteros del patio dirán presente en el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas: Javier Báez será el segunda base titular por la Liga Nacional y Yadier Molina estará detrás del plato. Mientras, en la Liga Americana Francisco Lindor, José Berríos, Joe Jiménez y Edwin Díaz estarán plantando bandera.

Pero sepa que no es la primera vez que los nuestros se harán sentir sobremanera en el Clásico de Verano de las Mayores. En 1997 ocho hijos de Borinquen brillaron en el diamante del Progessive Field, hogar de los Indios de Cleveland. Iván Rodríguez, Edgar Martínez, Roberto Alomar, Javy López, Joey Cora, Sandy Alomar, Bernie Williams y el lanzador José Rosado se encargaron de marcar un precedente histórico, no solo para Puerto Rico, sino para el béisbol latinoamericano. Así lo aseguró el historiador Jorge Colón Delgado en entrevista con El Calce.

“Ya tuvimos esa oportunidad (de ver a una generación de peloteros despuntar a la vez) en 1997, cuando ocho boricuas fueron seleccionados. Eso representó un récord para América Latina. Luego República Dominicana igualó y mejoró ese total, pero en su momento Puerto Rico estableció esa marca para América Latina. Todo lo que pasó en ese juego fue por puertorriqueños: jonrones, el más valioso, la victoria del lanzador… Todo lo hicieron los puertorriqueños”, dijo Colón Delgado, quien aprovechó para detallar las incidencias del partido.

“El juego terminó 3-1 a favor de la Liga Americana y en las cuatro carreras estuvo involucrado un puertorriqueño. Javy López produjo la de la Nacional. Las carreras de la Americana las empujaron Edgar Martínez, Bernie Williams y Sandy Alomar. Hubo tres jonrones: Sandy Alomar, Edgar Martínez y Javy López . Y el MVP fue para Sandy. Lo hicimos todo”, añadió.

Para Colón Delgado es importante que Puerto Rico hable de sus hazañas y que se pongan en contexto los logros que se suman a la memoria deportiva del país. Igualmente, apuntó que la generación que hoy día se abre paso en la Gran Carpa es el relevo de aquellos grandes que al presente se hacen inmortales.

“Ya estamos llegando nuevamente a lo que éramos en el ’97 y el ’98. Y en posiciones que no teníamos. Tenemos SS en Lindor y Carlos Correa, que no fue seleccionado para el juego de Estrellas, pero que todos sabemos que es un jugador completo. Siempre hemos estado escasos de estrellas en esa posición y en los lanzadores. Sí hemos tenido uno que otro, pero no de la forma que ahora producimos el talento”, manifestó. 

Esta noche se darán a conocer los resultados del #VotoFinal para el Juego de Estrellas, donde Eddie Rosario se buscaba ser el séptimo puertorriqueño en sumarse al listado de participantes.