Azúcar pa’l hermano caído.

El lanzador boricua Edwin Orlando ‘Sugar’ Díaz, de los Marineros de Seattle, se solidarizó con su compañero de equipo, el intermedista dominicano Robinson Canó, que fue suspendido 80 juegos por quebrantar el reglamento antidopaje del béisbol de las Grandes Ligas.

Las mayores anunciaron la suspensión del segunda base de los Marineros de Seattle el martes, una impactante noticia que deja fuera al baluarte de la ofensiva de un equipo con ambiciones de clasificarse a la postemporada en la Liga Americana.

“Mi hermano @robinsoncanoestamos contigo hoy mañana y siempre el que te conoce sabe muy bien que tu no le faltarías al juego. Estamos contigo mi hermano 🇵🇷🇩🇴”, escribió

Canó dio positivo por furosemide, un diurético. En un comunicado divulgado por medio del sindicato de peloteros, Canó señaló que recibió la sustancia en su país natal y que no sabía que estaba prohibida.

Mira también:

Robinson Canó, suspendido 80 juegos por dopaje