Estamos finalizando la segunda década del Siglo 21. Sin embargo, al sol de hoy la mujer sigue siendo tratada como plato de segunda mesa en cuanto al tema económico se refiere. Y el deporte no está exento de ello. Si no lo cree, mire lo que se desprende del caso de la boxeadora Amanda Serrano, quien a pesar de ser la primera boxeadora boricua –tanto en la rama masculina como en la femenina– que logró coronarse en cinco divisiones distintas (118, 122, 126, 130 y 135 libras), tuvo pausar su reinado en el ensogado para probar suerte en el octágono de Artes Marciales Mixtas (MMA), “porque [en el boxeo] el trabajo de la mujer no se reconoce mucho”.

La última victoria de Amanda Serrano fue en noviembre del corriente. (Twitter)
La última victoria de Amanda Serrano fue en noviembre del corriente. (Twitter)

“[Económicamente] no hay trato igual [entre hombres y mujeres]. Tengo 29 años y creo que tengo mucho qué probar todavía. En MMA se paga mucho mejor que en el boxeo. El MMA vende más para nosotras y por eso tomo la decisión. Es una gran diferencia entre el MMA y el boxeo”, le comentó a Metro la hija de Borinquen, quien actualmente se encuentra entrenando fuertemente para lograr una transición exitosa y productiva. 

En esa línea, Serrano (34-1, 26KO en boxeo) acordó firmar un contrato promocional con la compañía Combate Américas para lo que será su nueva etapa deportiva dentro de la jaula de lucha. Como dato curioso, la hermana de la también campeona Cindy Serrano, ha acumulado 20 victorias al hilo entre 2012 y 2017. 

Igualmente, Amanda aprovechó la entrevista con este medio para insistir que la cultura boxística le falta el respeto a la mujer. Asimismo, destacó que es importante reconocer la contribución femenina dentro de cualquier deporte, pues “se trata de que el trabajo de los atletas se haga notar sin importar si es hombre o mujer, y se valore de igual forma”.

Finalmente, la puertorriqueña –que cerró el 2017 con tres nocauts– reconoció que, a pesar de todo lo que hay que mejorar, ya es notable el esfuerzo por concretar una mayor presencia femenina en las carteleras de boxeo que organizan las principales casas promotoras. Y claro, Amanda no perdió la oportunidad para llevarle un mensaje al pueblo de Puerto Rico.

“A mi gente de la isla, que sé que están pasando por un momento duro, que sepan que seguimos haciendo todo lo posible por poner el nombre de Puerto Rico bien alto. Siempre tengo a mi gente en mis pensamientos y sepan que mis logros también son para ustedes”, sentenció la nuestra, quien ya adelantó que tan pronto plante bandera en MMA pondrá a dormir a varias rivales. ¡Pa’ encima!